fbpx
Seleccionar página

Hola

Ayer estaba preparando una clase que me solicitaron para una formación privada sobre protección energética.
Y me apetecía compartir alguna pincelada por aquí, pues realmente es un tema que genera interés y muy recurrente a la hora de solicitar una terapia.
De la misma forma que tenemos un cuerpo físico y un plano mental somos portadores de un campo energético.
Ambos se encuentran en co-relación cuerpo /mente /alma.
Cuando hay una alteración que produce un desequilibrio en uno de los ámbitos en consecuencia todos se desequilibran.
De alguna forma nos han enseñado socialmente a poseer más control sobre nuestro cuerpo físico y mental.
¿Qué hay del energético?
¿Cuales son las pautas para mantener nuestro campo energético seguro y vibrando alto?
¿De qué forma se pueden dañar?
Las preguntas que se pueden generar son diversas.
Lo más eficaz es añadir a nuestra rutina diaria recursos que nos aporten protección energética, de esta forma permaneceremos reforzados de forma habitual.
Periódicamente en cuanto sintamos cualquier atisbo de densidad, es importante realizar una limpieza energética en profundidad. Para purificar y poder solventar cualquier tipo de fisura energética que nos robe vitalidad.
Utilizar la intuición como recurso es una gran aliada, pues cuando sientes que te falta energía o que X ambiente o persona te genera mal estar y te sientes cansado/a  a su lado o en ese lugar es una señal, nos ayuda a detectar el foco y de ahí podemos tomar medidas.
Hay múltiples formas en las que nuestro campo energético puede ser dañado, de la misma forma que podemos portar varios recursos para sanar y proteger.
La realidad es que no es tan complejo resguardar nuestra energía de aquella ajena que nos pueda perjudicar de forma invasiva.
El flujo energético más potente que se puede transmitir entre seres humanos, es mediante la energía sexual.
Esta energía de un/a compañero/a sexual puede permanecer con la nuestra en un período de hasta siete años.
Es por este motivo que siempre comparto en consulta la importancia de dar el valor suficiente a estas parejas sexuales.
En terapia es recurrente observar el daño que se genera en el segundo chacra y en ocasiones se extiende a otros chacras mediante:
Lazos, nudos, cadenas o incluso canales y entidades. Que han sido transmitidos mediante este intercambio energético.
Es por ello que siempre se invita en profundidad a observarnos y observar al otro.
Analiza si tu compañero/a tiene contacto con el mundo de lo oculto, ya sea a través de magia negra que se suele dar mediante: amarres, ouijas, vudú, pactos (ya sea de sangre o de saliva) etc…
Y todo este tipo de prácticas oscuras. Que sin lugar a duda no aportan nada positivo.
También puede darse el caso de que se trate de episodios de toxicidad, generados por mal ambiente o situaciones que producen desequilibrio ya sean malos tratos tanto a nivel físico o emocional.
En ocasiones esto origina en información transgeneracional, fallecimiento de seres queridos con lazos afectivos cercanos, ancestros que han dejado temas sin resolver y sus almas no han evolucionado o simplemente que le corresponde liberar la rama transgeneracional (se dice transgeneracional de aquella terapia qué libera toda aquella información que hemos recibido de nuestro linaje (ya sea materno o paterno) y necesita ser liberado: Pactos, secretos, temas sin resolver, etc.. Habitualmente estas almas no evolucionan a la luz y se quedan en este plano ancladas, la finalidad de esta terapia es liberarlas y acompañarlas en el tránsito tanto a ellas, como limpiar la rama transgeneracional y la información portada como carga)
Ante cualquier problema existe una solución y este no iba a ser diferente, la puerta de entrada habitual para conocer en profundidad cada caso y poder analizarlo es mediante las terapias de limpieza energética, limpiando cualquier tipo de desequilibrio
Incluido la posibilidad de detectar cualquier conexión dañina o trauma generado por dicha energía.
Disponemos de la posibilidad de sanar y erradicar el problema de raíz.
Cuando una de las energías es muy fuerte logra llegar a un nivel de manipulación inconsciente muy potente, consigue dominar y consumir al otro. Habitualmente de una forma tan sutil que es complejo de detectar a simple vista.
Este tipo de energía tiende a hacerse la víctima en público y atacar en privado, es por ello que facilita la aislación de la pareja.
Desde fuera se puede intuir la percepción de que algo no va bien, pero sin llegar a imaginar lo que ocurre en realidad.
En este caso la solución sería un poco más compleja, pero también posible, mediante sanación en terapia especifica.
Como aporte de un recurso queda aquí la invitación a tomar conciencia sobre nuestros compañeros/as sexuales.
Otro recurso ofrecido para ser auto-suficiente es una meditación guiada de limpieza energética, que podrás utilizar de forma independiente cuando lo consideres necesario. Estará disponible en mi web en las próximas semanas.
Puedes solicitar más información, contactándome por privado.
Si te ha quedado alguna duda te leo en los comentarios.
Espero te haya sido útil esta entrada, nos vemos en la próxima 😊
Un abrazo de luz 💕✨
Alma Pardo