fbpx
Seleccionar página

¡Hola! 🙂

Hoy vamos a hablar sobre los sueños.

¿Te permites soñar?
¿Te gusta fantasear?
¿Alguna vez se hizo realidad alguno de tus sueños?

¡Déjame la respuesta abajo en los comentarios!

¡Comenzamos!

Realmente creo que vivimos en un modelo de sociedad donde poco espacio queda para la imaginación, nos lo han dado todo para que no tengamos tiempo a aburrirnos…

¿Es importante el aburrimiento?
Pues la verdad es que mucho, muchísimo…
Es lo que nos permite imaginar, crear y fantasear.
¿Qué ocurre entonces en un modelo social donde nuestros más pequeños tienen siempre acceso al entretenimiento?
Los estamos alejando de su propia esencia, la que les permite desarrollar su imaginación y crear maravillosos mundos paralelos en los que pueden lograr y alcanzar todo aquello que se les antoje, y esto repercute directamente en la vida del adulto.
A día de hoy ya es una virtud bastante olvidada y eso que nos hemos criado jugando en las calles en plena conexión con la imaginación y la capacidad de crear. Piensa que ocurrirá en las generaciones venideras aquellas que ya nacen con una tablet bajo el brazo… No se trata de rechazar las nuevas tecnologías sino más bien de saber utilizarlas y gestionarlas desde la conciencia.

¡Si eres una de esas personas a las que se les ha olvidado soñar, o simplemente quieres potenciarlo más en tus hijos aquí te traigo la solución!
Y es por esto que veo esencial el volver a conectar a nuestros niños con todos aquellos juegos que de pequeños nos hacían volar a universos mágicos.
Te lanzo una propuesta: invítale a jugar a tu juego favorito de cuando eras niño.Ya pueden ser unas canicas o dar vueltas en bicicleta, lo que más te gustaba.

Y poco a poco ve introduciendo de forma habitual este tipo de actividades en tu vida.
Pero cada vez vamos a dejar el mundo racional más de lado y dando paso a la imaginación ¿cómo? Tan solo deja tu mente en blanco y permítete sentir. Tu niño interior sabrá que hacer, solo hay que ayudarle a recordar.
Y ahora, que ya hemos realizado este trabajo te invito a soñar, crea tu sueño.
Escríbelo antes de ir a dormir y déjalo ahí… permite que el mundo de la noche trabaje sobre él y lo integre en tu inconsciente.
Léelo durante 7 noches seguidas y ve a dormir visualizando como se hace realidad.
¿Cómo te sientes?
Permite que esa emoción te invada… ¡disfrútala!
Y ahora en ese mismo papel, ve dividiendo tu sueño en pequeñas etapas.
¿Que necesito para llegar ahí?
Ve formándolo en pequeños objetivos que te acerquen a alcanzarlo y adquiriendo un compromiso contigo mism@, no te fuerces si no lograste realizarlo, las limitaciones también existen y están ahí para superarlas y ayudarnos a crecer haciéndolo. Simplemente analiza que es lo que ha ocurrido para que no pudieras cumplir esa etapa y reflexiona sobre ello. Recuerda que todos llevamos nuestros propios ritmos.Pero jamás pase lo que pase abandones ese sueño, rendirse no es una opción.

¡Ya lo tenemos! La poción mágica tiene todos sus ingredientes.

Maravilloso ¿verdad?

¡Cuando lo alcances y materialices no te olvides de volver por aquí y contármelo!

Nos vemos el próximo jueves.
¡Te mando un abrazo enorme!